Geordon y los macarrones perfectos

Este es Geordon. Le quiero un montón, más que a una hamburguesa infinita con pepinillos infinitos.

Y esta es su receta de macarrones con queso. Es per-fec-ta. Invita a alguien que te guste mucho a cenar, prepárale esto y te querrá para siempre.

Ingredientes (para 2 personas):

– 110 gr de bacon en lonchas gruesas

– Aceite de oliva

– Sal Kosher (siendo fiel a la receta de Geordon pero, por supuesto, la sal normal también vale)

– 2 tazas de macarrones o cavatappi

– 1 taza y media de leche

– 2 cucharadas soperas de mantequilla sin sal

– 2 cucharadas soperas de harina

– 110 gr de queso Gruyere rallado

– 85 gr de queso Cheddar extra-fuerte, rallado

– 55 gr de queso azul, tipo roquefort, desmenuzado

– ¼ cucharita de pimienta negra recién molida

– Una pizca de nuez moscada

– 2 rebanadas de pan de molde blanco, quitar la corteza

– 2 cucharadas de albahaca fresca, cortad las hojas en trocitos.

Allá vamos:

Precalienta el horno a 200 ºC. Coloca el bacon en tiras en una sartén dentro del horno y hornea de 15 a 20 minutos, hasta que esté bien crujiente. Retira la sartén del horno. ¡Cuidado, habrá grasa caliente! Coloca el bacon en un plato con papel de cocina y trocéalo cuando esté lo suficientemente frío como para poderlo manejar.

Rocía con aceite una olla en la que hayas puesto a hervir agua con sal. Añade los macarrones y cuece según las instrucciones del paquete, de 6 a 8 minutos. Escurre bien.

Mientras tanto, calienta la leche en un cazo pequeño, pero que no hierva. Derrite la mantequilla en una olla mediana y añade la harina. Cocina a fuego lento durante 2 minutos, removiendo con un batidor. Mientras bates, añade la leche caliente y cocina durante uno o dos minutos más, hasta que esté espesa y lisa. Sácalo del fuego y añade el Gruyere, el Cheddar, el queso azul, una cucharita de sal, pimienta y nuez moscada. Añade los macarrones cocinados y el bacon cortado en trocitos y remueve bien. Coloca en 2 platos individuales para gratinar.

Pasa las rebanadas de pan por un robot de cocina o una batidora y hazlo pedacitos. Añade la albahaca y tritura un poco más para que se mezcle bien. Espolvorea la mezcla sobre los macarrones. Hornea entre 35 y 40 minutos, o hasta que la salsa burbujée y los macarrones estén doraditos por arriba. Acompaña con un vino deliciosísimo y disfruta como si no hubiese mañana.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: