Agente Morillas, MUTT y la increíble tarta chocoplátano.

El mundo de Agente Morillas es dulce y oscuro. Allí encontrarás niñas muertas con larguísimas melenas negras, fantasmagóricos pandas que brotan creyéndose flores, bandadas de murciélagos que te acechan, una berenjena que baila al compás de un serrucho y otras muchas encantadoras e inquietantes criaturas.


Mientras yo escribo estas líneas la Agenta está poniendo MUTT, uno de mis sitios favoritos del mundo entero en general y de Barcelona en particular, patas arriba. ¿Se ha vuelto loca? No que yo sepa. Está ultimando los detalles de la expo MUERTOS DE AMOR que se inaugura este jueves y que va a ser una puta maravilla.

Mientras esperamos que llegue la inauguración podemos degustar un buen trozo de la increíble tarta chocoplátano, ese exquisito manjar del que la propia Agente Morillas me ha dado la receta para que la comparta con el mundo. Y así, tal cual la escribió ella, llega hoy hasta vosotros. Seguid su consejo y recargadla de chocolate, es mejor.

Ingredientes:
1 tableta de chocolate para postres
2 plátanos
4 yemas de huevo
2 cucharadas soperas de azúcar

para la masa:
150 gr de harina
75 gr de mantequilla
1 huevo

Preparación de la masa quebrada: se coge la harina y se hace un volcán. Dentro se mete el huevo batido y la mantequilla, cortada en hilitos, y se empieza a amasar. Otra opción es fundir la mantequilla, es más rápido pero menos mágico.
La masa se tiene que ir meneando hasta que quede una pelota sólida que no se nos pegue en los dedos. Podemos ir añadiendo un poquito de harina si nos hemos quedado cortos, pero que no se convierta en una roca. Ojito, debe seguir conservando su elasticidad.

Se hace una bola, se espolvorea con harina y se mete 20 minutos en la nevera para que repose.
Pasados los 20 minutos la sacamos de la nevera y la estiramos con un rodillo hasta que quede bien fina. Acto seguido, la colocamos en una fuente de horno previamente untada con mantequilla.
Es muy importante pinchar con los dientes de un tenedor toda la superficie para que la masa no se rompa al cocerse. Ahora toca meterla en el horno que ya hemos precalentado antes a tope. El tiempo no lo sé, se pone a calentar por arriba y por abajo y a una temperatura alta-media. No te despistes porque no tarda más de 10 o 15 minutos pero mejor no fiarse de mi e ir mirando cada ratito. En cuanto esté doradita se puede sacar.

Preparación de la crema: fundimos el chocolate y lo vertemos en un recipiente junto con las yemas de huevo, el azúcar y los plátanos troceados. Lo batimos todo bien y la crema ya está lista.
Ahora lo que toca es derramar la crema sobre la superficie de la masa quebrada, en la misma bandeja de horno si se quiere, y dejar enfriar.
Para mi gusto cuanto más chocolate haya encima mejor que mejor, pero yo soy una psicópata del chocolate negro, así que llegados a este punto que cada uno ponga la cantidad que le guste.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: