Naranjas a la Raquel Meller

Tiendas de ultramarinos, amoríos alemanes, cuplés, Paris y un grupo de amigas conocido como Les belles perdrix que te regalan una elegantísima receta con tu nombre. Todo esto tuvo Raquel Meller.

Y yo lo sé porque me he topado con la receta Naranjas a la Raquel Meller mientras leía un delirante y maravilloso libro que hace un par de años me regaló Tere Tarragó.

La receta dice así: Tomad tres naranjas, dos huevos, azúcar a vuestro gusto y dos hojas de gelatina o colapiscis. Cortad las naranjas perpendicularmente. Vaciad estas mitades, sin romper las cáscaras, que habréis de llenar con la crema siguiente: pasad por una pasadera fina la pulpa de las naranjas, y por esta misma pasadera los dos huevos después de bien batidos. Azucarad a vuestro gusto y agregad la gelatina disuelta en un poco de agua caliente. Poned este conjunto en fuego suave, no dejando que hierva. A punto de crema, separadlo del fuego y dejadlo enfriar, llenando las medias naranjas. Ponedlas sobre hielo y al servirlas adornarlas en honor de Raquel Meller con violetas candíes o confitadas.

Invitad a vuestras amigas a merendar y poned “La Violetera” bien alta mientras preparáis esta receta.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: