Cuidarse

Os presento a la sopa que me va a curar el resfriado. Lleva sofrito de todo tipo de cebollas (cuatro finitas de las que a los ingleses les gustan tanto, una roja y una blanca), un puerro, unos champis, un chile rojo y otro verde (frescos y sin semillas), una patata y unas hojas de repollo. Todo en aceite de sésamo y de oliva, mitad y mitad. Luego la he alegrado con comino, romero, cardamomo, cúrcuma, pimienta negra y sal. Y el toque final mágico y maravilloso: chorrito de zumo de limón justo antes de servir.

O chorrazo, eso va en gustos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: