Todo para mi

Eso de que cocinar para uno solo es aburrido es una idiotez como un piano. ¿Pero cómo no te lo vas a pasar bien corta que te corta y hornea que te hornea mientras le das sorbitos a un riquísimo vaso de vino y canturreas?

En esta ocasión he escogido para acompañarme, en el tema beber, un vinho de Porto cosa fina y, en lo musical, unos calypsos de Lord Kitchener.

Esto es lo que he cocinado y no he tenido que compartir con nadie.

En los instantes previos a entrar en el horno las cosas estaban a

Y han salido así

Lo que veis en la foto es quinoa con berenjenas, tomates, cebolletas, ajo, tomillo y queso de cabra al horno. También veis un vaso que está pidiendo a gritos que lo rellene.

Y lo voy a hacer.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: