Sobras

Esos manjares que ya resultaban deliciosos recien preparados pasan al siguiente nivel cuando te los encuentras por la mañana listos para ser degustados de nuevo.

Ah, benditas sobras, me gustáis tanto que me casaría con vosotras.

Remolacha, manzana verde, cebolla morada y guindillas en vinagre sumergidas en yogur y aderezadas con cilantro, sal, pimienta y aceite de oliva (sobrante de la comida de ayer) y a su vera un guacamole sobre pan francés que han traído mis compañeros de casa bajo el brazo desde París (sobrante de la cena)

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: