Buenas costumbres

Siempre hay una primera vez para todo. Para ver una final de Wimbledon (por la tele) y también para degustar un Sunday Roast con todo su ritual y su aderezo.

Resulta que 74 años llevaba un británico sin llegar hasta la final. ¿Cómo os quedáis? Yo igual que antes de saberlo, me da igual el tenis, pero ya que ese era el plan de domingo me lo pasé estupendamente viendo el partido. He de decir que tuve momentos de mucha confusión ya que los dos jugadores iban vestidos igual y no tenía muy claro para quién pintaban bien las cosas.

Parecida confusión experimenté la primera vez que oí hablar de la costumbre del Sunday Roast Dinner. ¿Pero por qué se llama dinner si os lo estáis comiendo a la hora de comer? ¿Pero es lo único que se come el domingo? ¿Pero qué es eso del stuffing y por qué va por fuera en vez de por dentro? La respuesta a esta última pregunta puede ser porque se nos olvidó meterlo. Las otras continúan siendo un misterio (para mi).

Para tu Sunday Roast puedes asar básicamente lo que te dé la gana. Nosotros elegimos un super pollo, hermoso y económico. Lo acompañamos con zanahorias, patatas, cebollas y ajos aderezados con romero, estragón y salvia, todo al horno, además de una salsa de queso y puerros, dos Yorkshire puddings para cada uno, col rizada, el stuffing y una jarra a tope de gravy, la salsita que suelta la carne mientras se hace.

Y tres botellas de vino como tres soles.

¡Hola!

Simon disponiendo todo en la mesa para que nos sirvamos según nos apetezca

Así lucía mi plato

Nos pusimos morados, eso es así. Tras reposar un poco, y beber más vino, decidimos rematar la velada con algo frescales tipo fresas, rollito Wimbledon, y nectarinas acompañadas de helado de vainilla. Todo mientras veíamos un programa de la tele en el que hacían una lista de las canciones que más semanas habían estado en el número uno de las listas UK.

Hay que ver lo que me gusta a mi una buena lista.

Postre con mensajito de amor, claro que si

Esta costumbre británica de domingo es un triunfo, amigos. A partir de ahora la adopto como si fuera mía de toda la vida.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: