Pijamas, excusas y desayunos

No sé si disfruto más bajando en pijama a sitios o contándolo luego. Puede tratarse tal vez de una combinación de ambos placeres. Si, eso va a ser.

Hoy he ido en pijama hasta Victoria Park. No era mi intención, en principio solo bajaba a la farmacia a por un barril de antihistamínicos que solucionasen un drama que tengo en la pierna izquierda ocasionado por la picadura del único mosquito de Londres.

Pero lo que se planea en principio a veces no es lo que pasa al final, eso lo sabemos todos.

Y esta introducción no es más que  la excusa de hoy para plantaros frente a las narices, con descaro y alevosía, una foto de mi desayuno.

Allá va.

Huevos Royale, capuccino y zumo de naranja en el Pavilion, Victoria Park.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: